El Señor del Valle

Vivir en Mallorca durante cerca de dos años me permitió muchas cosas. Una de ellas, que disfruté especialmente, fue la posibilidad de «perderme» en su Serra de Tramuntana. Mapa en mano (el de Alpina), improvisando sobre la marcha en muchos casos, equivocándome en otros tantos, he podido conocer muy a fondo esta maravilla de la naturaleza que es la Sierra de Mallorca. Cada día libre que tenía, durante meses, lo dediqué a realizar rutas de senderismo en Mallorca. Y así, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, dejé que sus paisajes y sus panorámicas, sus cumbres y su aroma, fuese calando en mí, profundamente, enamorándome perdidamente…

Especialmente bonito fue vivir en el Valle de Sóller, famoso entre otras cosas por sus naranjos. Vivir en tan privilegiado lugar supuso reencontrarme con un recuerdo de cuando era niño: la visión del Penyal del Migdia (uno de los picos del macizo del Puig Major, la montaña más alta de la isla).

O, como yo lo he rebautizado, «El Señor del Valle«. Una altiva figura que siempre está ahí, vigilando desde lo más alto al valle y a sus habitantes. Una presencia imponente, majestuosa y cautivadora. Una visión que, ahora más que nunca, no se olvida.

Durante mi estancia en Mallorca pude realizar múltiples salidas fotográficas en el entorno de la Serra de Tramuntana, y retomar con pasión la fotografía de paisaje. Disciplina la cual, he de reconocer, tenía un tanto aparcada. Pude volver a utilizar mis filtros degradados para fotografía de paisaje, tratando siempre de capturar esas luces especiales que dotan a la fotografía de la magia del momento decisivo.

¿Volveré algún día a Mallorca? Seguro que sí. No sé si a vivir o solo de visita, pero seguro que regresaré…

 

¿Te ha parecido útil? ¡Gracias por tu voto!

Haz clic en una estrella para puntuar:

Puntuación: 5 / 5. Votos: 1

¡Síguenos y Descubre más!
No te pierdas...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.